EL AGUA: Un bien escaso

Ésta es una frase que llevamos años escuchando y diciendo ambas cosas pero que como todo, nos acordamos de Santa Rita cuando truena y nunca mejor dicho porque tronar truena poco y hemos llevado los recursos hídricos a una máxima histórica.

Desde Fontecsa siempre hemos reevindicado la importancia de la recuperación de agua de lluvia y de no contaminar el  subsuelo con el vertido de aguas residuales sin tratar.

LLegará un día en que recuperar el agua de la lluvia y almacenarla para su uso no suene a chino, también es cierto que es un mundo algo desconocido,  que todas las noticias y programas hablan sobre sequía extrema, despilfalrro de agua….etc,  pero ninguno sobre cómo aprovechar, recoger y almacenar el agua de lluvia, porque sí  llueve, pero normalmente no estamos preparados para recibir y guardar esa lluvia y esperamos a que vuelva a caer, sin tener en cuenta que cada vez cae más espaciosamente en el tiempo y cuando lo hace de forma más torrencial.

Es un trabajo que tenemos pendiente, tanto pequeños usuarios como administraciones. Los pequeños, instalando sistemas domésticos y de tamaño adaptado a cada vivienda y las administraciones, haciendo esta recogida a gran nivel.

Yo lo comparo con la energía eléctrica, hasta que las subidas en el precio no fueron considerables, no comenzamos a tener en cuenta el ahorro energético. Con el agua ocurre igual, hasta que no está faltando de verdad o cuando los precios sean igual prohibitibos entonces tomaremos conciencia de su escasez.

 

¿Avance tecnológico? o ¿Producción invasiva?

¿Avance tecnológico? o ¿Producción invasiva?

Quería Compartir, hoy  con vosotros un pensamiento respecto al  medio ambiente y  la naturaleza, y si realmente es cuidado con el respeto debido o no.

Sinceramente pienso que no, solo hay que ver la cantidad de incendios producidos este verano. Además da la sensación que cada vez hay más y más incendios, que eso solo es una pequeña punta del iceberg de, las abominaciones contaminadoras que podemos estar haciendo como sociedad  y ni si quiera somos capaz de darnos cuenta.

 

Cualquier persona como yo podría decir, pero si cuido la naturaleza, no tiro basura al medio ambiente, además reciclo, y eso está muy bien, pero en el momento que participamos en las corrientes de expansión  tecnología que nos marca el mundo, o mejor dicho corrientes de consumismo tecnológico, donde impera un todo por €, sin darnos cuenta estamos poniendo nuestro granito de arena, a que el medio ambiente y la naturaleza sea menos naturaleza y más urbano. La compra excesiva  y compulsiva de las últimas tecnologías (que a todos nos gustan la última tele, el último coche, el último móvil). No solo contribuye al mercado como pensamos si no a una producción de  productos a un ritmo que no solo hace casi imposible el disfrute de la tecnología y su buen aprovechamiento, sino que además provoca un gasto de recursos naturales prácticamente vano para la productividad real en espacio tiempo que el producto ofrece.

Para terminar este breve pensamiento, diría que no tiene por qué ser así, porque al final la que tiene el poder para frenar esta corriente  de  consumismo tecnológico movido por la codicia es la sociedad, que está en su mano seguir participado de esta mesa de compras compulsivas y autodestructivas, o frenar la velocidad de producción invasiva de la dilapidación  tecnológica.

“A fin de cuentas lo que tiremos por el váter nos volverá por el grifo”-

–  www.septicas.com –   www.canalonesfontecsa.com –

contaminacion-agua

Filtro biológico de alto rendimiento

Esta semana presentamos un filtro biológico para la depuración de las aguas residuales con un alto rendimiento.

Podemos definirlo de forma coloquial como la depuradora de oxidación total sin aporte energético.

Este novedoso sistema funciona con cáscara de avellana depurando las aguas con la técnica del filtro biológico.

Hay numerosas zonas en las que la normativa de vertidos de la confederación hidrográfica o ayuntamiento de los que dependen, exigen para la depuración de las aguas residuales (cuando no hay red de alcantarillado) sistemas con parámetros de limpieza equivalentes a los que proporcionan las depuradoras de oxidcación total, pero como hemos comentado en otros post anteriores las depuradoras de oxidación total necesitan energía eléctrica para funcionar.

El sistema BIONUT depura las aguas residuales con parámetros equivalentes a la depuradora de oxidación total cumpliendo los parámetros más exigentes, normativa CE 12566-3 pero sin necesidad de tener electricidad.

El proceso se realiza en 2 etapas:

1. El taque decantador pretrata las aguas residuales vertidas eliminando la materia más pesada.

2. El agua pretratada llega al filtro de cáscara de avellana donde hay incorporado un regulador de descarga por volumen para que el agua se vaya distribuyendo de forma uniforme sobre el filtro.

Las bacterias aerobias se van fijando sobre las cáscaras y por el conducto de ventilación entra el oxígeno necesario para realizar el proceso.

Es un sistema de tratamiento ecológico, de mínimo mantemimiento y que no necesita de corriente eléctrica para su elevado rendimiento de depuración.

Además toleran el funcionamiento intermitente en segundas residencias.

Los fabricantes de BIONUT garantizan su correcto funcionamiento y la resistencia del tanque durante 10 años.

Tanques de Tormenta – Drenaje de pluviales

Nos encontramos en una época del año y  en una zona donde la aparición de lluvias torrenciales en muy habitual.

Es necesario gestionar el agua de lluvia y así evitar catástrofes e inundaciones.

La constante urbanización conlleva a la impermeabilización del suelo, la alteración del ciclo natural y el aumento de la escorrentía, provocando más contaminación, problemas de sobrecarga en las redes de saneamiento y el deterioro de los recursos hídricos subterráneos.

Las inundaciones (hecho cada vez más frecuente) representa un grave problema económico y ecológico, que podemos solucionar con los SUDS (sistemas urbanos de drenaje sostenible).

Son depósitos permeables destinados a filtrar, retener e infiltrar el agua de lluvia devolviéndola a su ciclo natural corrigiendo los graves efectos de la impermeabilización del suelo.

Hay varias soluciones con los bloques y túneles de drenaje que nos permiten configurar SUDS según las necesidades de cada proyecto.

Función del Canalón en la vivienda- CANALÓN CORNISA

Como ya adelantamos en un post anterior, el Canalón es el mejor sistema para recuperar las aguas pluviales.

Pero al margen de esta función (útil y ecológica) queremos también resaltar otras funciones si cabe igual o más importantes que la anterior.

La instalación del canalón protege la vivienda en la que se instale, canalizando amplios caudales de agua y protegiendo de manchas y humedades en las fachadas e impidiendo que esas humedades puedan llegar al interior de la vivienda.

Además presenta una función ESTÉTICA, debido a la variedad de colores y perfiles que podemos encontrar en el mercado, integrándose en la arquitectura y resaltando el tejado y las líneas de la edificación. Discreto o vistoso, neutro o coloreado en tonos vivos.

Queremos destacar el modelo cornisa, concretamente el perfil 300. Es el tamaño y modelo perfecto para cualquier tipo de vivienda.

Este modelo en ALUMINIO LACADO instalado sin juntas ni empalmes en su fachada, realizará pefectamente las funciones anteriormente citadas, FUNCIONALIDAD Y ESTÉTICA, con una garantía excepcional.

Combinado con bajante rectangular 60×80 o 70×110 del mismo material y en el mismo o diferente color, se adapta perfectamente a cualquier estilo arquitectónico.

  • Resistente a los rayos UV
  • Resistencia a los cambios de temperatura
  • Resistente a tormentas violentas
  • Resistente a la acción corrosiva de la contaminación de los ácidos

¿Cuál es la función de los separadores de hidrocarburos?

La importancia que han ganado los separadores de hidrocarburos en los últimos años resulta más que evidente, ya que estos sistemas responden a las necesidades del mercado, unas necesidades que se centran primordialmente en un mayor cuidado y conservación del medio ambiente.

Este tipo de dispositivos se encargan de preservar el nivel de calidad del agua.  Como resulta obvio, los separadores de hidrocarburos deberán estar homologados para que cumplan con la legislación vigente, en otras palabras, deben ser equipos perfectamente legales y autorizados para su uso.

Este tipo de sistemas resultan muy útiles para el adecuado tratamiento de aquellas aguas que contengan hidrocarburos, así como aceites y grasas, provenientes de lugares como gasolineras, talleres mecánicos, lavaderos de vehículos, garajes, estaciones de servicio,  parkings, y mucho más.

Diferentes tipos de separadores de hidrocarburos

Destacar que pueden encontrarse principalmente dos modalidades de separadores de hidrocarburos en el mercado, siendo el primero de ellos el más habitual:

  • Separadores de hidrocarburos de bajos caudales: Estos sistemas están indicados cuando la cantidad de agua a descontaminar es mínima, pequeñas cantidades, como es el caso de pequeñas zonas de lavado, talleres mecánicos, así como pequeñas zonas de recogida de agua.
  • Separadores de hidrocarburos de grandes caudales: Cuando la cantidad de agua que debe ser tratada es elevada son precisos equipos que cuenten con una mayor capacidad para descontaminarla. Por norma general, este tipo de equipos suelen ser empleados en aquellas regiones que se han visto afectadas por las aguas de la lluvia, es decir, por altos caudales de agua pluviales.

Normativa para los separadores de hidrocarburos

Todos los separadores de hidrocarburos deben ser fabricados tal y como indica la norma DIN 1999, así como la norma europea UNE-EN 858-1 y UNE-EN 858-2. Destacar que los separadores de hidrocarburos deberán:

  • Reducir hasta en un 90% los residuos
  • Ofrecer un máximo vertido de 5 ppm (mg/L) de hidrocarburo

Estas son las normativas que este tipo de sistemas deben cumplir indiscutiblemente. Contar con un separador de hidrocarburos no es una necesidad, es una obligación que te ayudará tanto a cumplir con la ley como a cuidar del medio ambiente, desechando aguas que no puedan provocar  daños en la naturaleza con motivo de su alta toxicidad.