EL AGUA: Un bien escaso

Ésta es una frase que llevamos años escuchando y diciendo ambas cosas pero que como todo, nos acordamos de Santa Rita cuando truena y nunca mejor dicho porque tronar truena poco y hemos llevado los recursos hídricos a una máxima histórica.

Desde Fontecsa siempre hemos reevindicado la importancia de la recuperación de agua de lluvia y de no contaminar el  subsuelo con el vertido de aguas residuales sin tratar.

LLegará un día en que recuperar el agua de la lluvia y almacenarla para su uso no suene a chino, también es cierto que es un mundo algo desconocido,  que todas las noticias y programas hablan sobre sequía extrema, despilfalrro de agua….etc,  pero ninguno sobre cómo aprovechar, recoger y almacenar el agua de lluvia, porque sí  llueve, pero normalmente no estamos preparados para recibir y guardar esa lluvia y esperamos a que vuelva a caer, sin tener en cuenta que cada vez cae más espaciosamente en el tiempo y cuando lo hace de forma más torrencial.

Es un trabajo que tenemos pendiente, tanto pequeños usuarios como administraciones. Los pequeños, instalando sistemas domésticos y de tamaño adaptado a cada vivienda y las administraciones, haciendo esta recogida a gran nivel.

Yo lo comparo con la energía eléctrica, hasta que las subidas en el precio no fueron considerables, no comenzamos a tener en cuenta el ahorro energético. Con el agua ocurre igual, hasta que no está faltando de verdad o cuando los precios sean igual prohibitibos entonces tomaremos conciencia de su escasez.

 

¿Qué son los depósitos de agua decorativos?

Los depósitos de agua decorativos han ganado gran fama y trascendencia en los últimos años, ya que estos grandes recipientes con diferentes tamaños, formas y estilos son perfectos para aquellos hogares  u otros lugares que deseen aprovechar al máximo el agua de lluvia y a su vez no romper la estética de su jardín o terreno.

En el mercado se pueden encontrar múltiples posibilidades, infinidad de modelos y diseños para todos los gustos, pudiendo elegir aquella que mejor se ajuste a tus preferencias y necesidades. Estos depósitos para el aprovechamiento del agua de lluvia son un estupendo elemento decorativo para tu jardín o terreno que se colocan en la superficie del mismo.

El agua que recogen y almacenan los depósitos de agua decorativos es idónea para su posterior uso en el jardín, con el importante ahorro en agua que ello supone para tu bolsillo. La capacidad de este tipo de depósitos es bastante elevada, de modo que se presenta como un elemento muy útil para todas aquellas personas que tengan una casa con jardín o un terreno.

Diferentes tipos de depósitos de agua decorativos

Como se mencionaba al inicio, existen diferentes modelos de depósitos de agua decorativos para poder elegir aquel diseño que mejor case con tu jardín y los complementos de éste. Principalmente, en el mercado se pueden encontrar los siguientes modelos:

  • Ánfora: Los depósitos con forma de ánfora son uno de los más atractivos que existe en el mercado, ya que su diseño y estética resultan verdaderamente interesantes. Suelen contar con una capacidad aproximada de entre 300 y 500 litros, y son fabricados en color terracota y beige.
  • Columna: Los depósitos de agua decorativos con forma de columna resultan muy elegantes y aportan un toque de distinción a cualquier jardín. Ocupan el mínimo espacio pero a su vez cuentan con una gran capacidad. Brindan una gran estabilidad.
  • Muro: No cabe duda que otro de los modelos más demandados por los consumidores son los depósitos con forma de muros, los cuales brindan una perfecta imitación de muro natural de piedra. Ocupan poco espacio, son estables y su forma rústica hacen del mismo una opción perfecta para casas rurales o de campo.
  • Macetero: Este modelo cuenta con una doble función, ya que no sólo almacena al agua que se recoge de la lluvia, sino que se convierte en un elemento decorativo del jardín perfecto ya que puede integrarse sin problemas en cualquier terreno o parcela.
  • Barrica: Con forma de antiguo barril, este tipo de depósitos de agua decorativos ofrecen un aspecto de madera natural muy real. Al estar fabricados con polietileno su duración en el tiempo es muy elevada.

Al ser ajustables y acoplables a la pared, apenas ocupan espacio y resultan muy seguros. Instalar en tu jardín o terreno uno de los depósitos de agua decorativos que tienes a tu disposición, te permitirá sacar el máximo rendimiento al agua de lluvia.